Descripción Física

  La Dehesa Boyal de Santiago del campo es una finca rústica cuyo propietario del suelo es el municipio y la propiedad del vuelo (derecho que comprende la propiedad del  Monte alto y bajo y el derecho de apostar en toda la Dehesa) la ostentan accionistas particulares agrupados en la Sociedad del Arbolado.

  Comprende una vasta extensión de terreno llegando a alcanzar más de 5,5 Km en línea recta de Norte a Sur y más de 2 Km de Este a Oeste. Tiene, según estos datos, un aspecto prismiforme, por supuesto irregular pero parecido en su fisonomía. También cuenta con un amplio perímetro de aproximadamente 15 Km de recorrido.

   En sus primeras inscripciones registrales se efectúa una descripción física y gráfica de la Dehesa en los términos siguientes:

“Dehesa titulada Boyal,enclavada en el término jurisdiccional de Santiago del Campo poblada en parte de acehuches y encinas, éstas  últimas de propiedad particular.

Consta de los cuartos titulados Añojalero, Majada de verano y Carneril y de una superficie de mil ochocientas cuarenta fanegas y cinco celemines de marco real, equivalentes a mil ciento ochenta y cinco hectáreasy quince áreas, las cuales se hallan deslindadas para pastos del ganado de labor de los vecinos del referido pueblo de Santiago de Santiago del Campo en concepto de Dehesa Boyal.

Cercada de pared por sus lados Este y Oeste. Lindante por saliente con terreno de propiedad particular,por Poniente y Norte con la dehesa  Prescribanes y por mediodía con el río Almonte.

Existen en esta finca algunos olivos injertos y el molino harinero llamado del Cubo, de propiedad particular y una corralada con choza de horma, de aprovechamiento común al suelo y al Monte.

La surcan las servidumbres de tránsito siguientes: Camino del Casar de Cáceres o Hinojal, dos caminos de Garrovillas, el Camino de la Venta del Moro, el Camino del Cubo y las Veredas de la Carrascosa, Villoluengo y Caballero.

Tiene de abrevaderos el río Almonte, el arroyo del Pueblo, la charca de Las Mayas, la charca del  Añojalero y dos charcas a su linde Este para el ganado de dueño del arbolado y el boyal del pueblo” 

 

   Algunos de los términos citados han variado en el tiempo, así por ejemplo, el citado cuarto del Carneril se denomina actualmente de “Las Mallas” y está separado del ahora denominado “Carneril”. El cuarto de “Majada de Verano” se denomina actualmente de “Las Corralás”. Además el trazado de las modernas vías de comunicación ha provocado la existencia de más cuartos, como es el caso de la división del cuarto de “Las Mallas” en dos partes y la aparición del cuarto denominado “Peña de la Cabra”.

   Hemos realizado un vuelo a baja altura, aproximadamente a 500 metros mediante una reproducción virtual, los lugares más significativos de la Dehesa. Si creéis que puede reflejarse o modificarse algún sitio de interés podéis comunicarlo en la página de contacto. Podéis consultarlo a continuación.

 

   De la misma forma que la distribución de los cuartos de la Dehesa también los caminos han variado en su trazado. La mayoría está en desuso simplemente porque su destino ha desaparecido o ya no es accesible. La venta del moro, donde había un molino, está desaparecida bajo las aguas del embalse de Alcántara, del molino del Cubo quedan las ruinas y, por supuesto, ya no es utilizable, los caminos a Garrovillas y al Casar de Cáceres ya no pueden llegar a sus destinos originarios debido al cambio oro-gráfico producido por la construcción del embalse, es el mismo caso de la Vereda de Villoluengo (terreno comunal perteneciente a la Comunidad de Villa y Tierra del Señorío de Garrovillas que aprovechaban los vecinos de los cuatro pueblos del señorío).

   Pero todos estas circunstancias no constituyen óbice de ningún tipo para seguir considerando el derecho de servidumbre de tránsito que debe ser respetado en base al dominio público inherente de estos caminos que, si bien mantienen obsoleto su objetivo original, sí pueden ser empleados en la actualidad con otros fines (vías pecuarias, ganadería, aprovechamiento forestal, promoción de Santiago del Campo, agroturismo, observación de flora y fauna, rutas turísticas, etc..).