Nuevos Estatutos

Texto íntegro de los Estatutos de la Sociedad “La Confianza” del Arbolado de la Dehesa Boyal de Santiago del Campo.

 ESTATUTOS REGULADORES DE LA SOCIEDAD LA CONFIANZA. ARBOLADO DE LA DEHESA BOYAL DE SANTIAGO DEL CAMPO

 

ANTECEDENTES.

Ante la ingente necesidad de adoptar unos Estatutos de la Sociedad del Arbolado de la Dehesa Boyal de Santiago del Campo acordes con el cambio social, político y jurídico que se ha producido desde su creación en mayo de 1888 hasta la fecha actual y conformes con la realidad existente, basados en la equidad y que tengan una estructura y un funcionamiento democráticos, el Consejo de Administración de la Sociedad La Confianza acordó, según consta en el Acta de la Sesión Extraordinaria del día 22 de mayo de 2012, trabajar en la confección de un texto que sirva a los principios señalados, que sea consensuado por los miembros de esta Comisión en una futura Sesión y posteriormente sean presentados a la Asamblea General para su aprobación. En base a lo anterior proponen el siguiente TEXTO:

CAPÍTULO I.            DENOMINACION, DOMICILIO, OBJETO, COMPOSICIÓN, DURACION Y AUTONOMIA

Artículo 1.     Denominación.

La Sociedad del Arbolado de la Dehesa boyal, sita en el término municipal de Santiago del Campo (Cáceres) se denominaba y seguirá denominándose «Sociedad LA CONFIANZA. Arbolado de la Dehesa Boyal de Santiago del Campo». Aunque serán admitidas otras denominaciones como por ejemplo “Monte Dehesa Boyal de Santiago del Campo” o “Vuelo de la Dehesa Boyal”, producto de costumbres gramaticales  adquiridas por los socios a lo largo de la historia de la Sociedad, tenderán a corregirse en todos los registros documentales con la denominación expresada en un principio.

Artículo 2.     Domicilio social.

El domicilio social se fija en el domicilio del Presidente que en cada momento sea nombrado o en otro domicilio que sea designado como tal por el Consejo de Administración reunido en Sesión ordinaria o extraordinaria.

Artículo 3.     Objeto Social.

Es su objeto la conservación, mejora, administración, fomento y explotación del Monte alto y bajo y derecho de apostar de la Dehesa Boyal del referido pueblo, en la porción que a los otorgantes pertenece, y la adquisición del suelo de la misma, si se llegara a un concierto con el Ayuntamiento.

Artículo 4.     Composición Social.

El capital social lo forma el referido Monte alto y bajo y derecho de apostar en la porción que a los accionistas pertenece, el cual se fija en la suma de ciento noventa y ocho mil euros (195.000 €) y está representado en seiscientas cincuenta y una acciones con quinientas setenta y ocho milésimas de acción. Cada acción da derecho en el capital social y utilidades que se obtengan a una parte proporcional al número de ellas.

La propiedad de una acción implica necesariamente la completa sumisión a los estatutos sociales y a los acuerdos de la Asamblea General y del Consejo de Administración, estando obligados todos los propietarios de una acción a hacerse representar en la Sociedad por una sola persona.

Las acciones serán transferibles mediante Actos de transmisión ínter vivos o mediante Sucesiones mortis causas y para que las transacciones que se realicen surtan todos los efectos legales será condición necesaria su comunicación por escrito al Consejo de Administración, para que sean intervenidas por éste y se verifique la notificación correspondiente en los registros de la Sociedad y en los títulos de propiedad si fueran presentados.

Artículo 5.     Duración.

La duración de esta Sociedad está determinada por el tiempo que tarde en llenar su cometido, es decir, la adquisición del suelo de dicha Dehesa en los términos que se sancionen por la Asamblea general o la enajenación del arbolado a favor del Ayuntamiento de Santiago del Campo previa retribución a los accionistas, pudiendo aún prorrogarse por tiempo indefinido siempre que así se acordare.

Artículo 6.     Autonomía.

La gestión de la Sociedad corresponde exclusivamente a los socios, o aquellas personas que, en su nombre, puedan nombrar y siempre a través de los Órganos de representación de la Sociedad descritos en estos Estatutos.

CAPÍTULO II.        DE LOS SOCIOS

Artículo 7.           Socios.

Serán considerados como socios todas las personas titulares de derechos de las propiedades del arbolado citado anteriormente y en todo caso todas aquellas personas que poseyeren acciones transmitidas en la forma y manera que determinan los presentes estatutos.

Artículo 8.           Derechos de los socios.

Ser elector y elegible para todos los cargos sociales que sean necesarios nombrar para el gobierno de la Sociedad.

Formular propuestas con voz y voto participando en la adopción de acuerdos de la Asamblea General y demás órganos si formara parte de ellos.

Recibir los beneficios, si los hubiere, en proporción al número de acciones que posea en la Sociedad.

Todos los socios tendrán derecho a la información.

Todos los socios tendrán derecho a tener un ejemplar de los Estatutos de la Sociedad, siempre dentro de las posibilidades económicas de cada momento.

Todos los socios tendrán derecho a un título nominativo en el que conste el número de acciones o unidades que posee, emitido en la forma y condiciones que el Consejo de Administración determine.

Artículo 9.           Obligaciones de los socios.

Todos los socios tienen la obligación de asistir a las Asambleas, siempre que éstas sean notificadas con el tiempo suficiente y en la debida forma y a participar con voz y voto en las mismas.

Están obligados a acatar en su totalidad las disposiciones de los presentes estatutos y los acuerdos de las Órganos de Gobierno de la Sociedad que por los mismos se disponen.

Los socios deberán comunicar obligatoriamente al Consejo de Administración cualquier cambio que afecte a la titularidad de las acciones que posea, bien sea en su totalidad o en una parte de ellas.

Los socios tienen la obligación de comunicar todos los datos de filiación le que sean requeridos por el Consejo de Administración en el desarrollo de sus funciones y comunicar cualquier cambio que se produzca en los mismos.

Asimismo, los socios tienen la obligación de aportar las cantidades que les correspondan en función de las acciones que cada uno posea, en el caso de que existan pérdidas o necesidades de financiación.

CAPÍTULO III.     DE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO Y CONTROL DE LA SOCIEDAD

1.1.         Sección Primera. La Asamblea General

Artículo 10.        La Asamblea General.

Constituida válidamente es la reunión de los socios para deliberar y tomar acuerdos como órgano supremo de expresión de la voluntad de los socios.

Las Asamblea General podrá ser ordinaria o extraordinaria.

La Asamblea General Ordinaria se reunirá una vez al año y tiene como objeto principal el examinar la gestión social, aprobar, si procede, las cuentas, o en su caso las pérdidas en función de las acciones o unidades que cada propietario posea, nombrar al Consejo de Administración y resolver o discutir cualquier otro asunto de interés general que sea sometido a su juicio.

En el orden del día de la Asamblea General Ordinaria se podrán incluir cualquier asunto o asuntos que el Consejo de Administración crea que debe debatirse en la misma. También existirá un capítulo de ruegos y preguntas.

La Asamblea General Ordinaria deberá ser convocada por el Consejo de Administración en una fecha el día veinticinco de julio, día de Santiago patrón de España y del Municipio, o, en su caso, en una fecha no superior a un mes desde el mencionado día de cada año. Si transcurre dicho plazo sin que tenga lugar la convocatoria los socios podrán solicitar al Consejo de Administración la celebración de la misma, si dicha petición va respaldada del 25 por 100 de las acciones.

Todas las demás Asambleas que se celebren tendrán el carácter de extraordinarias y podrán hacerse tantas como el Consejo de Administración considere oportuno o a petición fundada de al menos el 25 por 100 de las acciones o del total de las seiscientas cincuenta y una acciones con quinientas setenta y ocho milésimas de acción que tiene la Sociedad.

Los acuerdos adoptados en Asambleas Generales conforme a los Estatutos, obligan a todos los socios, incluso a los disidentes y a los que no hayan participado en la votación.

Artículo 11.       Formas de convocatoria.

Las Asambleas Generales se convocarán, en un principio, mediante aviso a través de los equipos de megafonía municipal, mediante la publicación de comunicaciones escritas en los locales de asistencia de público de Santiago del Campo y aprovechando las posibilidades de comunicación de viva voz. Cuando se tengan completamente actualizados los datos de filiación de todos los socios se procederá a realizar las convocatorias mediante otros métodos más directos, siendo preceptiva la aprobación de estos métodos en la Asamblea General.

La convocatoria se efectuará al menos con diez días naturales antes de su celebración y en ella se indicará, al menos, la fecha, la hora de la primera y de la segunda convocatorias, el lugar de la reunión y se expresarán claramente los asuntos que forman parte del orden del día.

Estos Estatutos marcan un período de treinta minutos de intervalo entre la primera y la segunda convocatoria.

Artículo 12.       Funcionamiento de las Asambleas Generales.

La Asamblea quedará válidamente constituida en primera convocatoria cuando estén presentes o representadas más de la mitad de las acciones y en segunda convocatoria con los socios o representantes de los mismos que asistan.

Tienen derecho y la obligación a asistir a la Asamblea todos los socios que en la fecha del anuncio de la convocatoria sigan teniendo título de socios.

Las Asambleas estarán presididas por el Presidente y en su defecto, por el Secretario, que asumirá esta función y si faltaran los dos anteriores, la presidencia recaería sobre el Tesorero si lo hubiere.

En todo caso corresponde al Presidente dirigir las deliberaciones y mantener el orden en el desarrollo de las Asambleas.

Serán nulos los acuerdos que no figuren en el orden del día o vayan en contra de Ley.

Artículo 13.       Derecho de voto.

Cada propietario tendrá derecho a voto proporcionalmente al número de acciones que posea.

En ningún caso podrá existir voto dirimente o de calidad.

La delegación de voto deberá hacerse, en todo caso, para una Asamblea concreta y deberá presentarse por escrito autógrafo acompañado de copia del NIF del titular de las acciones ante el Secretario del Consejo de Administración.

Artículo 14.       Competencias de las Asambleas Generales.

En todos los casos será preceptivo el acuerdo de la Asamblea General, bajo pena de nulidad, para los siguientes actos:

  • 1.           Nombramiento y revocación de los miembros del Consejo de Administración.
  • 2.           Examen de la gestión social, aprobación de las cuentas anuales y la distribución de excedentes, imputación de pérdidas o requerimientos de capital.
  • 3.           Para la modificación de los Estatutos de la Sociedad.
  • 4.           Es indelegable la competencia de la Asamblea General sobre los actos en que su acuerdo sea preceptivo en virtud de norma legal.

1.2.         Sección Segunda. EI Consejo de Administración

Artículo 15.       El Consejo de Administración.

El Consejo de Administración es el órgano de gobierno, gestión y representación de la Sociedad. Podrá aludirse a él como “Consejo de Administración” propiamente dicho, “Comisión del Monte”, “Comisión del Arbolado” o podrá adoptar cualquier otra denominación que el Consejo de Administración estime positivo dentro del acervo popular de Santiago del Campo.

Estará formado por un Presidente, un Secretario y un Tesorero y se reunirá cada vez que el Presidente lo estime conveniente.

Artículo 16.       Elección del Consejo de Administración.

Pueden ser elegidos todos los socios, representantes de los mismos o personas designadas para tal fin por los primeros en la Asamblea General.

El relevo de los cargos se hará por tercios, renovándose en primer lugar el Secretario, posteriormente el Tesorero y por último el Presidente.

El Consejo de Administración se renovará o será reelegido en su proporción correspondiente todos los años el día veinticinco de julio, día de Santiago patrón de España y del Municipio, o, en su caso, en una fecha no superior a un mes desde el mencionado día.

Artículo 17.       Duración, cese y vacantes.

El período de mandato será de tres años pudiendo, todos sus integrantes, ser reelegidos.

En ausencia del Presidente podrá asumir sus funciones el Secretario y en ausencia de ambos podrá asumirlas el Tesorero, si así fuese estipulado por el Presidente.

Los miembros del Consejo de Administración podrán ser destituidos de sus cargos en cualquier momento, por acuerdo general adoptado por la Asamblea General por más de la mitad de las acciones de las seiscientas cincuenta y una acciones con quinientas setenta y ocho milésimas de acción que tiene la Sociedad.

En el caso de cese o dimisión de algún miembro del Consejo de Administración, su vacante será cubierta por el siguiente en voto si lo hubiera; el nuevo o nuevos cargos elegidos lo serán por el período de tiempo que falte para concluir el mandato.

Artículo 18.       Funcionamiento y atribuciones del Consejo de Administración.

El Consejo de Administración estará regulado por estos Estatutos.

El Consejo de Administración quedará válidamente constituido cuando concurran personalmente más de la mitad de sus componentes y los acuerdos se tomarán por mayoría.

Las atribuciones que estos Estatutos otorgan al Consejo de Administración, y en su nombre al Presidente, son:

    • 1.     Acatar los acuerdos de la Asamblea General.
    • 2.     Acordar cuáles serán las formas de aprovechamiento más adecuadas del  Monte Alto y Bajo y derecho de apostar de la Dehesa Boyal de Santiago del Campo.
    • 3.     Arrendar el mencionado Monte de dicha Dehesa Boyal y/o el rameo del monte alto y bajo, así como los despojos del vareo y la poda y por el precio y las condiciones que libremente estipulen y consideren más convenientes.
    • 4.     Reclamar y percibir las indemnizaciones procedentes de daños y el resarcimiento de los delitos o faltas contra la propiedad y, en general, estará facultado para cuanto más se pueda comprender dentro del concepto de «Actos de Administración». Será el encargado de distribuir y pagar a los socios lo que les corresponda en proporción a sus respectivas participaciones, de los resultados obtenidos en el año, y a los fines indicados, se les entenderán conferidos de los más amplios poderes para poder acudir ante los Juzgados y Tribunales en el ejercicio de las Acciones que competan a la Sociedad frente a sus deudores y sostener los recursos legales que procedan.
    • 5.     Se autoriza también al Consejo de Administración, y en su nombre al Presidente, para representar a la Sociedad para gestionar permutas de porciones de terrenos colindantes y adquisición de los que en Asamblea General considere convenientes, si así fuere decidido en el acuerdo de la Asamblea.
    • 6.     Se faculta al Consejo de Administración, y en su nombre al Presidente, para representar a la Sociedad tanto en juicio como fuera de él y en su virtud y en el ejercicio de los derechos, acciones y excepciones que a él corresponda: comparecer ostentando su representación ante Juzgados y Tribunales de cualquier grado o jurisdicción, Autoridades y Entidades de la Administración en sus diferentes grados y jerarquías, en los actos de conciliación, en los que podrá o no avenirse, en los de jurisdicción voluntaria, juicios civiles, comunes o especiales, criminales, bien se insten éstos por denuncia o querella, contencioso-administrativo o de otro orden, expedientes gubernativos, reclamaciones y demás asuntos de todas clases; presente escritos y en ellos se ratifique; proponga y practique pruebas; pida y haga requerimientos, retenciones y embargos, alzamientos de éstos y su cancelación; tache los testigos, recuse funcionarios y siga en definitiva los dichos juicios, expedientes, reclamaciones y demás asuntos, así como extraordinarios, incluso los de casación y reversión, constituyendo y retirando las cauciones correspondientes, hasta obtener sentencia o resolución firmes de su ejecución. Pues para cuanto antecede, se confiere al Consejo de Administración, y en su nombre al Presidente, las más amplias facultades antedichas, a cuyos efectos se le considera investido del poder que en derecho precise, el cual podrá sustituirse en todo o en parte en favor de otras personas de su libre elección o de procuradores de los Tribunales, a los que también podrán conferir poderes legales y generales para pleitos, revocando dichos poderes o sustituciones sin limitación y nombrar nuevos apoderados y sustitutos.
    • 7.     El Consejo de Administración encargado del gobierno y la gestión de la Sociedad llevará convenientemente un libro de Actas que podrá tener un formato digital, en donde se consignarán los acuerdos de las Asambleas Generales y del Consejo de Administración, debiendo autorizarse las Actas con la certificación del Secretario y el visto bueno del Presidente, pudiendo el Secretario expedir las certificaciones que se consideren para la gestión de la Sociedad.
    • 8.     El Consejo de Administración podrá contratar los servicios de asesorías cuando la índole del asunto así lo requiera; los gastos de la contratación correrán de cuenta de la Sociedad.

Artículo 19.       El Presidente.

Además de lo implicado por los puntos anteriores, son  atribuciones del Presidente como legitimo representante de la Sociedad: sostener, defender y reclamar los derechos de la misma ante las autoridades competentes por sí ó confiriendo poderes bastantes a las personas que él juzgue oportuno; convocar las Asambleas Generales y el Consejo de Administración, presidirlos y dirigir sus discusiones; ejecutar los acuerdos, llevar la firma y sello de la Sociedad, ordenar y autorizar los pagos y gastos de la misma, hacer los nombramientos del personal necesario y sus destituciones cuando lo estime conveniente con anuencia de sus compañeros del Consejo de Administración; dar curso a las peticiones y reclamaciones de los socios, y por último, resolver por sí cualquier caso extraordinario que pueda ocurrir, pero dando cuenta de sus resoluciones en las primeras 48 horas á sus compañeros del Consejo de Administración y en los doce primeros días a la Asamblea General, si fuera de su competencia.

Artículo 20.       El Secretario.

El Secretario tendrá bajo su cuidado los libros y documentos de la Sociedad perfectamente ordenados para su entrega al finalizar su cargo ó para exhibirlos cuando se creyere necesario. Redactará la correspondencia y demás documentos que fueren precisos, llevará los Libros de Actas de transmisión de acciones y todos cuantos fueren necesarios en la Sociedad y autorizará é intervendrá los libramientos en unión del Presidente y del Tesorero si éste hubiera sido nombrado.

Artículo 21.       El Tesorero.

Es cargo del Tesorero la custodia de los fondos de la Sociedad, recoger y pagar cuantas cantidades le fueren ordenadas por el Consejo de Administración o por el Presidente del mismo, llevar el correspondiente libro de cuentas de la Sociedad y rendir cuentas detalladas al final de su cometido y siempre que por el Presidente se le exigieren.

1.3.         Sección Tercera. De los Interventores de Cuentas.

Artículo 22.       Nombramiento de los Interventores.

Pueden ser Interventores los socios o representantes de los socios que ellos designen.

El cargo de Interventor es incompatible con cualquier cargo del Consejo de Administración.

El número de Interventores será de dos.

Los Interventores de Cuentas serán elegidos por la Asamblea General en votación pública por el mayor número de votos y su período de mandato durará tres años, pudiendo ser reelegidos.

La renovación de los Interventores de Cuentas se realizará en la misma Asamblea en la que se renueve el Consejo de Administración.

Artículo 23.       Funciones de los Interventores.

Los Interventores de Cuentas censurarán las cuentas anuales antes de ser presentadas ante la Asamblea General para su aprobación. La aprobación de las cuentas por la Asamblea General, sin informe previo de los Interventores, será impugnable por cualquier propietario que podrá instar su nulidad.

Los Interventores de Cuentas dispondrán de un plazo de quince días naturales, desde que las cuentas anuales les fueran entregadas por el Consejo de Administración, para formular su informe por escrito, proponiendo su aprobación o formulando los reparos que estimen convenientes. Si, como consecuencia del informe, el Consejo de Administración se viera obligado a modificar o alterar las cuentas anuales, los Interventores de Cuentas habrán de ampliar su informe sobre los cambios producidos.

Los Interventores de Cuentas tienen derecho a consultar y comprobar, en el desarrollo de sus funciones, toda la documentación de la Sociedad y proceder a las verificaciones que estime oportunas, no pudiendo revelar el resultado de sus investigaciones excepto en el caso de constituir flagrante delito.

Los Interventores de Cuentas podrán emitir informes por separados en caso de disconformidad.

El informe de los Interventores de Cuentas se recogerá en el Acta de la Sesión correspondiente.

CAPÍTULO IV.     DEL REGIMEN ECONOMICO

Artículo 24.       Ejercicio Económico.

El ejercicio económico coincidirá con el año ganadero (1 de octubre-29 al de septiembre), excepto cuando sea reconsiderado por la Asamblea General en base a motivos de necesidad.

Artículo 25.       Retribuciones.

Estos Estatutos contemplan la cantidad de 300€ como gratificación del Consejo de Administración, que distribuirá en función de su estructura y conveniencias. Dicha cantidad será revisada según el incremento del IPC y fijada por la Asamblea General en los términos que estime oportunos. En cualquier caso serán compensados de los gastos que excepcionalmente se origine en el desempeño de su cargo.

CAPÍTULO V.        DE LOS LIBROS DE REGISTRO

Artículo 26.       Documentación social.

Sin perjuicio de lo establecido en otras leyes o disposiciones la Sociedad llevará en orden, al día y preferiblemente en formato digital los siguientes libros:

  • 1.     Libro de Registro de Socios.
  • 2.     Libro de Actas de Sesiones, tanto de la Asamblea General como de las reuniones del Consejo de Administración.
  • 3.     Libros de Contabilidad (Diario, Inventario y Balance).

CAPÍTULO VI.     DE LA DISOLUCION

Artículo 27.       Disolución.

Esta Sociedad podrá extinguirse cuando así lo decidan los socios o sus representantes reunidos en Asamblea General, necesitando para su aprobación al menos los dos tercios del total de las acciones de la Sociedad. Antes de proceder a la disolución deberán haberse liquidado todas las pérdidas o ganancias que hubiere al cerrar el ejercicio económico más próximo a la adopción del acuerdo de escisión. La liquidación se hará en proporción a las acciones que cada accionista posea.

La Asamblea General nombrará de entre sus miembros a la Comisión Liquidadora formada por tres miembros, que serán nombrados por votación pública, por el mayor número de votos.

CAPÍTULO VII.  DE LA MODIFICACIÓN DE LOS ESTATUTOS

Artículo 28.       Supresión y Modificación.

Para sólo en el caso de suprimir o alterar alguna disposición o de la totalidad de las disposiciones de los presentes Estatutos, no se considerará constituida la Asamblea General sin que estén presentes o representadas en la primera convocatoria la mayoría absoluta de las acciones, es decir, la mitad más una de las seiscientas cincuenta y una acciones con quinientas setenta y ocho milésimas de acción, y sí se considerará constituida si estuviesen presentes o representadas en la segunda convocatoria al menos el diez por ciento de las seiscientas cincuenta y una acciones con quinientas setenta y ocho milésimas de acción que constituyen la Sociedad.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS.

1.4.            Disposición Transitoria Primera.

El cargo de Presidente en el próximo ejercicio, en consideración a la gran cantidad de trámites necesarios para la puesta al día de la Sociedad será retribuido con la suma que el Consejo de Administración creyere oportuna, y continuará sujeto á reelección siempre que satisficiere y cumpliere debidamente con su cometido.

1.5.            Disposición Transitoria Segunda.

Todas las dudas que se ofrecieren para la debida aplicación de las disposiciones del presente Reglamento así como las omisiones que se notaren, serán resueltas con carácter de ejecutivas por el Consejo de Administración de la Sociedad pero dando cuenta a la Asamblea General en su primera reunión para que las confirme o derogue.

1.6.            Disposición Transitoria Tercera.

Desde este momento y hasta e1 día 25 de Julio próximo, en que con arreglo al Artículo 16  de estos Estatutos se disponga un nuevo nombramiento o se ratifique  el nombramiento del Consejo de Administración, se mantendrá la composición del actual, de acuerdo con los presentes Estatutos, con las mismas personas y cargos que lo componen hasta el día de hoy.